sábado, 5 de abril de 2008

ASUNCIÓN OTANO Pamplona

Hola soy Asun.

He recibido la noticia de la muerte de Candiota, de ese gran trovador alpujarreño que tuvisteis la suerte y el honor de conocerlo y disfrutarlo y como tú bien dices su voz y su obra nos queda en el viento, en la lluvia.

Estos personajes nunca mueren pues quedan en nuestros corazones y su siembra siempre es fructífera. Él ha contribuido a que el trovo siga vivo y con fuerza. Tiene que morir para que sus retoños florezcan, esa es la ley de la vida.

Un abrazo para todos. Es posible que vaya estas navidades a La Alpujarra y podemos vernos y quien sabe si hasta oímos algo de CANDIOTA.

Saludos