sábado, 5 de abril de 2008

JOSÉ FERNÁNDEZ SÁNCHEZ El Ejido - Almería









Miguel García Maldonado
nace en Los Rivas de Albuñol,
su patria chica en control,
está su nombre asentado
y que en el Registro Civil
el quince del tres año mil
novecientos treinta y seis,
el calendario que es la ley
y el siglo veinte en perfil.

Que a Candiota se traslada
y al municipio de Murtas,
donde inicia las consultas
que en la comarca apropiada,
que es provincia de Granada,
donde Miguel se hace hombre
y sin que nada le asombre
el que alcanzó alta cota,
que el cortijo de Candiota
le quedó de sobrenombre.

Un lugar de La Alpujarra
y al sur de La Contraviesa
hasta la costa y se expresa
el violín, laud y guitarra
con castañuelas la farra,
las bellas danzas de baile,
la música y canto a su aire,
la cultura de la barra
con el verso que se narra
vocablo en tono viable.

La Rambla Huarea cuadra
cuatro términos que son
al norte Murtas y Turón
y al sur Albuñol y Adra.
Con la cultura que labra
en Los Moras y en Herrera
y en Los Condes a su vera,
trovero que a fiestas vienes
en las casas y almacenes
en la rambla y en la era.

Fue el joven de los menores
que el niño y de Candiota
pronto de gracia se dota
trovando y con trovadores,
con los maestros mayores;
como tuvo y tanto anhelo
que fue el rey de este suelo
con personas preparadas
y que dio tantas veladas
de Albuñol en El Pozuelo.

Al levante de Andalucía
y a donde se viene Miguel
y en donde levanta el cartel
en el Poniente de Almería.
En el trovo y en la poesía
en su pueblo de Las Norias
hizo estrofas meritorias
a paisanos y forasteros
y de países extranjeros
fueron veladas de glorias.

Que a la provincia murciana,
que a Cartagena y La Unión
luchó y con Roca el campeón
en la mina y en la huerta mana.
El arte y cultura hermana,
Miguel luchó en la tropa
que y que defendió la ropa,
fue lúcido en su campaña
por todas partes de España
y por países de Europa.

Miguel hacía la quintilla,
como espinela y la glosa,
componía la copla hermosa
igual que en la redondilla.
Con versos de maravilla,
que con su mente tan fina,
hacía la estrofa divina
y viajó en el aerobús
hasta América del Sur
donde la lengua latina.

Miguel fue de agricultura
cultivando en hortalizas
donde ganó sus divisas
con una edad prematura.
Trabajó y en la vida dura
lo fue hombre trabajador
y siempre con buen humor
se introdujo en la lectura
y alcanzó buena cultura
para ser el compositor.

Sin la escuela fue formado,
fue por sí mismo instruido,
y que nunca fue abatido,
fue el Niño y superdotado
y el hombre perfeccionado
y el arte en trovo progresó
tanto y cuanto improvisó
que el verso repentizado
parte está escrito y grabado
y el Parnaso le autorizó.

Miguel murió en Granada
he hospital, casos extraños,
y a los setenta y un años
su alma a Dios fue entregada.
Que con su familia amada,
que el aviso inoportuno,
que en el calendario sumo
que el día ocho fue el brete,
noviembre del dos mil siete
y del siglo veintiuno.

Entierro de Miguel García,
el público fue tu ejemplo
hasta abarrotar el templo
de Granada y de Almería.
Le llevó y gran compañía
por persona meritoria
pidiéndole a Dios la gloria,
llorando con sentimiento,
llegó el acompañamiento
y a su bóveda mortuoria.

Que el día de tu santa misa
que el cura dice tus versos
como quedamos inmersos
de tu ciencia que divisa.
El templo perfuma brisa
con todos los trovadores,
los que te rinden honores
en el pequeño homenaje,
que te mandan el mensaje
con los versos que son flores.

Que el rey de los trovadores
que ya se fue de este suelo
y que hoy estará en el cielo
reunido y con los mayores.
Que aquí ganó los honores
y obtuvo tantas victorias
y no acabó sus memorias,
fue en el trovo el portento
le alzarán el monumento
y en su pueblo de Las Norias.

Miguel trovó y sin esfuerzo
porque el farol de su mente
hacía la copla eminente
con fino y fecundo verso.
Que su trovo fue diverso
y con su arte en profundo
en este y el otro mundo
músicos que trovadores
con todos tus seguidores
no te olvidan un segundo.