sábado, 5 de abril de 2008

MARÍA RODRÍGUEZ CORTÉS Granada

Hola Pepe!

Me ha sorprendido la mala noticia de la muerte de Candiota, todos los que habéis estado cerca de él y todos los que le hemos conocido trovando, sentimos lo ocurrido.

No hay fuerza más grande que las leyes de la naturaleza y a veces caprichosa también la vida se acaba para dar comienzo a otra etapa de la vida. Candiota seguirá vivo entre quienes le aprecian, le recuerdan y le escuchan.

Un Saludo!