sábado, 5 de abril de 2008

PETER LAPPE Alemania

Estoy muy triste por la muerte de nuestro Candiota. Miguel va a ser siempre inolvidable por su grandeza y humanidad.