sábado, 5 de abril de 2008

PEPE CRIADO Turón - Granada








CANDIOTA, UN TROVADOR A SEGUIR


Miguel García “Candiota” nació en 1936 en un cortijo de Albuñol, en plena zona del trovo de La Contraviesa.

A los 7 años comenzó a improvisar versos, siguiendo la tradición de su zona, en quintillas con la música del fandango cortijero, tocada con violín, bandurria y guitarra.

Desde esa misma edad se convirtió en líder natural de la comarca por su valentía en la controversia trovera y su arrojo para enfrentarse a los trovadores adultos y dejarlos en mal lugar.

En 1963, después del servicio militar obligatorio, se vino a vivir al Campo de Dalías para trabajar en los invernaderos. Esta labor la desarrolló durante toda su vida y, además, puso los fundamentos del llamado trovo de Almería actual.

“Candiota” trajo a Almería el trovo de La Contraviesa y aquí le hizo madurar adaptándolo a su tiempo. La primera innovación que hizo fue entablar una relación continuada con los troveros de Cartagena y Murcia.

La segunda innovación fue normalizar el uso de la décima espinela en el trovo. Esta es una característica esencial del trovo de Almería. Además utilizó la décima espinela irregular de 12 versos, bautizada como guajira alpujarreña.

La tercera innovación fue popularizar el trovo hasta el extremo de que los trovadores participaban como atracción especial en las fiestas patronales de todos los pueblos del Poniente. “Candiota” también tuvo el acierto de difundir constantemente la poesía improvisada en la prensa, la radio y la televisión.

Desde 1990 “Candiota” ha elevado a nivel internacional al trovo de Almería participando en festivales y congresos de poesía improvisada por Europa e Iberoamérica.

Gracias a Miguel “Candiota” el trovo se ha convertido en uno de los valores culturales que definen la idiosincrasia almeriense. Su aportación ha sido decisiva porque “Candiota” nunca desligó el trovo de su persona, lo elevó a hecho cultural porque Miguel hombre evolucionó conjuntamente con “Candiota” como artista: Miguel y el trovo combatieron contra la desigualdad social, contra la dictadura franquista y todas las demás dictaduras; fueron místicos en la humanidad de las personas y poetas en el canto a la vida.

Con Miguel García ha muerto una persona afectuosa y un luchador decidido por la justicia social, el buen gobierno y una voluntad política de progreso. Con “Candiota” ha muerto el fundador del trovo de Almería y el trovador con más personalidad del Sur de España.





CANDIOTA, EL GRAN TROVADOR DE ALMERÍA


Aunque nacido en los cortijos de La Contraviesa y siendo digno heredero de su tradición oral, el trovador Miguel Candiota, principalmente, ha sido el improvisador que ha dado señas de identidad propias al actual trovo de Almería.

Desde 1963 hasta 2007 ha renovado, extendido y dignificado los versos populares almerienses hasta el punto en que ya tenemos que medirlos desde un antes y un después de Candiota en la poesía oral improvisada.

Candiota sabía el valor de sus versos, poéticos, adecuados a su motivación personal y dirigidos a su público, sonando muchas veces como mazazos a la injusticia social y a la hipocresía capitalista.

A veces místico, a veces encendidamente concienciado contra la explotación del hombre por el hombre, Candiota, al estilo del iluminado monje Thomas Merton, ha sido un referente en la vida de la provincia de Almería durante décadas.

Sin miedo, a verso limpio, como a principios de la década de 1990 en aquella huelga de agricultores concentrados en el Paseo de Almería. Justo antes de que los antidisturbios descargaran sobre la masa sus botes de humo y las pelotas de goma, Candiota se subió sobre una furgoneta y en incesantes quintillas, quemando, conminó a los policías a dejar los uniformes y apoyar las reivindicaciones del campo almeriense.

Candiota riyendo, gastando bromas, dando “la pelma”, como él decía, para reír más, para hacer agradable ese segundo del que disponemos. Candiota feliz, pocos meses antes de morir, por el acuerdo del Ayuntamiento de Vícar para engrandecer su figura poética y hacer visibles sus versos, su ingente obra.

Candiota inseguro sentado en la mesa de su cocina pero declarando abiertamente “no tengo miedo, yo adelante” dos días antes de ingresar en el hospital de Granada donde moriría.

Candiota Candiota Candiota, un nombre mítico mientras el hombre Miguel García estuvo vivo. Candiota Candiota Candiota, ya sideral, materia cósmica, tiempo huido, como sugirió el poeta y trovador de Aguadulce Constantino Martín al ya eterno Candiota, el gran trovador andaluz, durante su entierro:

En tu fosa, Candiota, aceptarás
aquellas palabras de Dios “polvo eres”
y en polvo Miguel te convertirás.

Pero Miguel no te desesperes
porque dijo Dios “tú resucitarás”
a pesar que en esta vida mueres.




A “CANDIOTA”, MAESTRO DEL TROVO ANDALUZ



Quería que lo alpujarreño
fuera un estado grandioso…

Así comenzó José Antonio Barranco una estrofa improvisando con el payador argentino Wilson Saliwonczyk, ya tan almeriense por sus continuas estancias entre nosotros, en una controversia entre amigos en Dalías dedicada a “Candiota”.

Son ciertos los versos de Barranquito. Miguel García “Candiota” hace años que está en la historia de la oralidad por haber puesto en valor el trovo de La Alpujarra, por mejorarlo en sus aspectos literarios y técnicos y por haber logrado que sea universalmente reconocido.

Alpujarra, vino puro,
sabor de fruta madura
de un pueblo firme y maduro,
eres voz de la cultura
del presente y del futuro.

Así definió “Candiota” a La Alpujarra en mayo de 2006 a petición del Ayuntamiento de Vícar (Almería), esa Corporación Municipal presidida por Antonio Bonilla que Miguel “Candiota” siempre tuvo como modelo de excelente gestión política.

En la Asociación Cultural “El Chorrillo” de Turón hemos puesto especial interés en difundir y dar a conocer el trovo de La Alpujarra a la comunidad internacional. Nuestro sitio en internet (turonturonturon.blogspot.com) contiene la mayor información que sobre nuestro trovo hay en la red.

Lógicamente desde que comenzamos a subir esta ingente cantidad de datos igualmente dimos prioridad a la relevante figura de “Candiota” como el gran impulsor de la poesía improvisada andaluza y del Sur de España.

Y queremos dar fe de nuestra admiración y respeto por el maestro de trovadores en estos días de luto en que están muchos corazones por su muerte.

Siempre de la mano de su amigo Pepe Criado, los directivos de la Asociación “El Chorrillo” hemos estado pendientes de los últimos meses de vida del gran trovador “Candiota”.

En abril de este año, para las Elecciones Municipales, coordinamos una actuación con “Candiota” y el payador Wilson para una fiesta del PSOE en Turón. Estuvieron de antología, defendieron los valores sociales de la izquierda y expusieron con claridad la intención de las derechas para no fomentar el desarrollo de los pueblos.

“Candiota” vivía la poesía. Era un ser lírico, pero con los pies sobre la tierra y muy preocupado por la dignidad humana, porque los políticos doten de un buen gobierno a las comunidades, para todos y todas, en contra de las dictaduras tangibles y en contra de esos opresores que se escudan en el poder para parecer que no lo son.

Precisamente sobre estas ideas improvisó “Candiota” en su casa a Pepe Criado durante una visita en el mes de junio pasado que hicieron varios miembros del Chorrillo:

Yo voy con claveles rojos
que me da Miguel Hernández
y al destapar los manojos
hoy las estrellas más grandes
me ven por tus mismos ojos.

A finales de julio, el día 26 por Santa Ana, tuvimos el placer de tener a “Candiota” invitado durante todo el día en Turón. Comimos invitados por Jerónimo y Ana para celebrar el día y entre otras muchas quintillas el maestro nos dedicó el siguiente trovo:

Turón fue siempre un rincón
de cruces en los caminos
y hoy el pueblo de Turón
con vosotros por vecinos
tiene voz y corazón.

Tras la comida, ya en casa de Pepe Criado, “Candiota” improvisó en el huerto unos preciosos versos a la albahaca y su perfume:

La albadaca con su olor
va perfumando tu vida
siendo del campo el mejor
porque su aroma, florida,
no te la dará otra flor.


Pocos días después, tras una conversación con Marcelo López, Concejal en el Ayuntamiento de Vícar, que le aconsejaba que olvidase las actuaciones y que se dedicara a escribir su libro de memorias, “Candiota” telefoneó a Pepe Criado y le dijo:

En los ríos de la espuma
navegué contra corriente,
rompí montañas de bruma
y hoy me quedo solamente
con la palabra y la pluma.


Ya en el Hospital de Poniente, a primeros de septiembre, “Candiota” dictó por teléfono la siguiente quintilla a Pepe:

Anoche soñé que un verso
me dijo que no sea blando
y haga el máximo esfuerzo
para seguir alumbrando
en la luz del universo.


Tanto nos gustó esa quintilla que se lo comentamos en la siguiente visita que le hicimos al hospital. Allí nos reímos con él porque le dimos la broma de que la copla era muy buena para que fuera improvisada y que estábamos convencidos de que tenía alguna libreta escondida para ir escribiendo.

A esa “pelma” Miguel “Candiota” respondió tajante que nunca le había hecho falta escribir versos porque para eso tenía su manantial de trovador.

Después de reírse y evitando redundar más en el tema con su método clásico de cambiar de conversación “Candiota”, inspirado, nos dictó la siguiente quintilla:

Si mi puerta no está abierta
y el estilo de mi voz
se acabó y no despierta,
perdona hermano por Dios
que no te abra la puerta.


Además nos dijo, serio, que quería que esa quintilla fuera su epitafio, la que se pusiera en su lápida cuando muriera. Lógicamente tomamos a broma sus palabras y entonces fuimos nosotros quienes cambiamos de conversación después de recriminarle que pensara en la vida, que ese no iba a ser su caso.

Obviamente, ahora, dos meses después y muerto el maestro trovador, aquel epitafio cobra todo su sentido y su familia está decidiendo cumplir esa última voluntad.

Pero los últimos versos que escribió el más grande trovador de los improvisadores andaluces, días después en el sobre de una carta que le envío su compañía de seguros, fueron de esperanza:

Si arreglo mi corazón
igual que a Dios se lo pido
trovaré con ilusión
porque el trovo siempre ha sido
mi alegría y mi blasón.

“Candiota” ya no está. No salió de la operación de corazón a que fue sometido. El vacío de la muerte siempre duele como ascua viva pero de Miguel nos queda el mensaje claro de sus versos: Justicia, igualdad, ternura y amor por la vida.

En la Asociación Cultural “El Chorrillo” estamos apostando por el trovo de La Alpujarra y por sus trovadores desde nuestros inicios. Y hemos difundido y difundiremos aún más la obra de “Candiota” porque estamos convencidos de que Miguel García “Candiota” ha sido el gran maestro del trovo en La Alpujarra y en Andalucía.